Puchero con Bacalao

  • Receta de Puchero

  • Puchero con Repollo

  • Puchero con Bacalao

  • Puchero con Arroz

  • Puchero con Fideos


  • "Puchero con Bacalao"

    Receta de Puchero con Bacalao


    Os traemos ahora una completa receta para hacer puchero con bacalao, una receta muy tradicional con la que aprenderás a preparar un almuerzo de los de toda la vida.

    Ingredientes:

    - 400 gramos de garbanzos
    - 300 gramos de bacalao desalado
    - 300 gramos de acelgas
    - Un par de patatas medianas
    - Una cebolla
    - 4 o 5 dientes de ajo
    - Una cucharadita de pimentón dulce
    - Una hoja de laurel
    - Una pastilla de caldo de pollo concentrado
    - Aceite de oliva virgen




    Preparación:

    Como siempre que vamos a preparar un puchero, la noche antes de su preparación hemos de poner los garbanzos en remojo, para que se ablanden al hidratarse y así se puedan cocinar más rápidamente. Los dejamos en un recipiente amplio y bien cubiertos de agua, ya que hay que tener en cuenta que absorberá bastante cantidad de agua y no queremos que se queden secos a mitad de la noche. Existen muchos tipos de garbanzos diferentes, con distinto tamaño y textura, puedes emplear los que suelas emplear en casa o los que tengas en ese momento.

    Otra opción que tenemos es emplear garbanzos que vienen ya en remojo, que se compran en cualquier supermercado, pero en este caso hay que tener en cuenta que el peso de esos garbanzos es mayor que el de los secos, así que habría que aumentar la cantidad de los mismos, ya que en los ingredientes hacemos referencia al peso de garbanzos secos. El bacalao que vayamos a emplear también hay que dejarlo desalar, para ello necesitará unas 24 horas metido en agua, cambiando la misma dos o tres veces en ese tiempo.





    El día de la preparación tendremos que poner a escurrir tanto los garbanzos como el bacalao, y mientras tanto preparamos el resto de los ingredientes necesarios para la receta. Pelamos la cebolla, las patatas y los ajos, y los troceamos bien, en trozos pequeños la cebolla, en láminas los ajos, y la patata en trozos más grandes. Las acelgas las vamos a lavar bien, desechando los tallos y cortando las hojas en trozos no muy grandes. Lo mejor es utilizar acelgas frescas, ya sean en manojos o las que vienen en bolsas, que ya están limpias y troceadas.

    El bacalao ya desalado lo ponemos a escurrir, incluso es interesante aplastarlo un poco con las manos para que suelten bien el agua. Una vez esté bien escurrido, tenemos que quitarles la piel si tuviera y las espinas, y después lo troceamos en trozos medianos, para que no se deshagan al cocinarlos y que tampoco queden trozos demasiado grandes a la hora de comerlo. Y con esto ya tendríamos todos los ingredientes necesarios para hacer la receta listos, así que vamos a comenzar ya con la preparación final.

    Ponemos a calentar una sartén con un buen chorreón de aceite de oliva virgen, y echamos en la misma los trozos de ajo y cebolla para sofreírlos bien. Cuando empiecen a dorarse, agregamos a la sartén una cucharada de pimentón, removemos y mantenemos sobre un minuto a fuego suave con cuidado que no se nos queme. Agregamos los trozos de bacalao y los salteamos unos minutos para marcarlos levemente. Al acabar apartamos la sartén del fuego y reservamos para más adelante.

    En una olla exprés de buen tamaño echamos un poco de aceite de oliva virgen, agregamos una hoja de laurel y echamos la pastilla de caldo de pollo concentrado desmigada. A continuación agregamos los garbanzos y las acelgas limpias y troceadas, llenamos de agua la olla, hasta qe quede todo cubierto, pero sin pasarnos, para que no quede demasiado aguado el puchero. Ponemos a calentar a fuego medio-fuerte y tapamos la olla colocando la válvula de seguridad. Una vez empiece a salir el vapor dejaremos 10 minutos para que se ablanden los ingredientes.


    Cuando pase ese tiempo quitamos el pitorro de seguridad y esperamos que expulse todo el vapor para abrir la tapa de la olla, y mantenemos la cocción a potencia media durante unos 90 o 100 minutos para que se ablanden los garbanzos y las acelgas. Si prefieres cerrar la olla exprés puedes hacerlo y tendrías listos los ingredientes en unos 25 o 30 minutos, pero si no tienes prisa es mejor hacerlo de la primera forma, siempre una cocción lenta da mejor resultado en el plato.

    Pasado el tiempo indicado los garbanzos deben estar ya tiernos y las acelgas bien cocinadas, así que agregamos el contenido de la sartén que habíamos reservado, mezclamos bien y acabamos de cocinarlo todo a temperatura media durante unos 5 o 10 minutos, para que el bacalao acabe de hacerse bien. Tras pasar este tiempo indicado ya tendremos listo este estupendo puchero con bacalao, que serviremos siempre en caliente para disfrutar de todo su sabor. Esperamos que os guste la receta y la elaboréis en más ocasiones.